Tulip/ noviembre 6, 2018/ Dominación y Sumisión/ 0 comentarios

A veces me siento apenada por algunos recuerdos de cuando empecé en este mundo. Me entristece como quiso transmitirme el valor que yo tendría para aquel que decía ser amo.

el-valor-de-un-sumiso-o-sumisaPara que un sumiso tenga valor hay que tener clara una cosa, que el valor más importante te lo vas a dar tú. Quiérete mucho y ten claro que es lo que estas dispuesto a aceptar y lo que no.

He visto sumis que con tal de servir a alguien, olvidan sus normas y son un juguete sin valor para el disfrute de un Señor en un momento determinado. Error.

El BDSM es para disfrutarlo, con alguien habitual o de manera esporádica. Cada uno cuando quiera, pero sabiendo diferenciar.

Un dominante esporádico no es tu Amo. No le des los privilegios que podría tener tu Amo. Nunca olvides que serás suyo/a sí, pero solo un rato.

Y es muy importante saber diferenciar, saber quien es un dominante en el que poner tu vida en sus manos, y saber quien es tan sólo un depredador.

Os enumero algunas cualidades de un buen dominante que considero muy importantes. Si encontráis ausencia de alguna de ellas, ya sabéis, debéis andaros con pies de plomo (por no decir debéis correr).

  1. Paciencia. Es creo la virtud numero uno de cualquier buen dom que he conocido. Si le ves impaciente, que presiona, con prisas… corre!
  2.  Relaciones sociales. Un dominante de verdad nunca te apartara de la gente de tu entorno, ni te prohibirá hablar con otros sumisos/as ni otros dominantes. Al contrario, un dominante seguro de el mismo te animará  a relacionarte, a investigar, a compartir opiniones y a crecer. Nunca te negará cualquier herramienta para tu crecimiento personal, y el de tu rol.
  3. NUNCA un dominante de verdad te obligará a hacer nada que no quieres. Tampoco te chantajeará. Y muchísimo menos te hará sentir mal por no haber hecho algo que no querías. Recuerda, si no es consensuado no es sano.
  4.  Si se salta un límite pacto, solamente porque el creía, frena. Si no respeta tus limites habiéndolos aceptado no hay confianza. Esto es BDSM, si no te da confianza ten siempre en cuenta que no le estás entregando una bolsa de caramelos, le estás dando tu entrega, tu voluntad, estas poniendo tu vida en sus manos.
  5. Debe ser honesto. Si te ha mentido o ha faltado a la sinceridad no es un dom de verdad. Recuerda que aquí el pilar de todo es la confianza que tu tienes en la otra persona y si la confianza no es plena falla la honestidad, entonces fallará la comunicación y la seguridad.
  6. COMUNICACIÓN, muchísima comunicación. Siempre debe estar receptivo a conocer tu punto de vista, a conocer tus gustos, y también tus miedos. Siempre debe estar dispuesto a hablar, y debe hacerte sentir que esa comunicación fluye, que no es algo presionado. Debe haber libertad para hablar y pactar sin tabúes.
  7. SSC el dominante que no tenga esto grabado a fuego en su cabeza es sólo un depredador. Es el concepto que diferencia BDSM de maltrato.
  8. Tu lugar será a sus pies, si hasta ahí estamos de acuerdo, pero ojo, sin ti el no es nadie, estáis a igualdad de condiciones como seres humanos, por eso el te cuidará y te valorará, para un rato, un tiempo o para toda la vida, porque un Top no es nadie si no tiene Bottom , asique que no te engañe, porque tu lo vales.
  9. Eres sumiso/a. No eres gilipollas. No consientas que te hablen mal, que sean maleducados, groseros o que te manden fotos ni te pidan a la primera de cambio. Recuerda que tu tendrás el valor que tu quieras darte. No tengas miedo a decir que no fuera de una sesión porque hay que estar seguro/a de a lo que te vas a expone
  10. Por favor, ¡los pies en el suelo!! Si es Antoñita la fantástica corre. Que tenga muy claro lo que puede, lo que no, lo que sabe y lo que no. Que sea humilde para saber lo que tiene que aprender, que mejorar y para valorar lo que no está capacitado/a para hacer o tu no estás capacitado/a para probar.

Os voy a dejar un relato que tengo escrito en Fet , para que seáis conscientes de lo que no es Bdsm ya que pasa por alto el SSC (sano seguro consensuado)

Para ganar hay que perder

El móvil sonó, el tono asignado a amo.
Me esperaba abajo.
Tenia puesto lo que me pidió, mi collar, las medias de rejilla, el pelo suelto, largo y liso como a Amo le gusta, los tacones y el abrigo de cuero. Los labios rojos y los ojos negros porque se veía mas claro el azul de mi iris.

Me monté en el coche, y como siempre saludé a Amo y le besé, sin mirarle a los ojos, esperando su permiso para hacerlo que es lo que estaba deseando.
-MÍRAME -me dijo- Esta muy guapa hoy mi perra
-Gracias amo, para ti.
-Desabrochate el abrigo.
Así hice, y mi cuerpo se quedo semi desnudo, con las tetas a la vista porque Amo querría mirarlas cómodamente mientras conducía o paraba en algún semáforo. El asiento estaba frío. Yo tenia muchísima vergüenza.
-Amo, me estoy mareando….. Creo que mi timidez me esta jugando una mala pasada y me estoy encontrando mal. Tengo calor… Creo que quiero vomitar, estoy nerviosa.

Amo paro en la avenida principal. Debajo de una farola, y dijo:
-tienes vergüenza puta? Pues aquí te verán bien, así superaras tus miedos… Quitate el abrigo, abre las piernas y tócate el coño para tu amo.
Mi corazón se disparo, creía que se me iba a salir, creo que por mi cabeza pasaron las caras todos mis vecinos, de mi familia, de mis amigos…. Y corriendo abrí la puerta, salí del coche y medio en cuclillas vomité.
-Lo siento Amo, no se que ha pasado…. Me Maree…. Hay mucha luz, estamos al lado de mi casa y sabes que esto…. -tenia miedo a que amo me castigara, a que volviera a decirme que le había fallado. Eso me dolía mas que cualquier tortura.
-No mereces el orgullo de este amo. Te llevare a casa.
Y entonces ni siquiera me dejo en el portal, me dejó en la carretera, a las dos de la mañana, casi desnuda, a 1 grado, mareada y llorando porque había decepcionado a mi amo.

Al día siguiente me disculpe, una y mil veces, le mande mil mensajes y tardó una semana en contestarme.

-A las 3 en mi casa, lleva comida preparada. Te voy a azotar 50 veces. Después quiero follarte. Has sido pesada. Te portaste mal. Acepta de una vez que no tengo tiempo para tus tonterías.

Mi corazón se rompió, sentí que yo solo sufría, reflexione sobre lo que podía aceptar mi conciencia, mi mente…. Quería ser una sumisa fuerte, entregada, perfectamente entrenada, pero no quería ser alguien vacío, que dentro de su cuerpo no hubiera nada…

Hoy soy feliz, no le he olvidado, le tengo en mi cabeza cada día para recordar lo que aprendí de aquel año de mi vida.

 

¿Cuántas de las cosas que describo en el artículo narro en el relato? Desgraciadamente muchas para mal.

Yo me alejé de él.

Si tu estás metido/a en una relación tóxica ya sabes, DATE EL VALOR QUE TE MERECES y vete.

 

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*